¿A donde nos lleva el apego emocional?

Desde muy pequeños nuestra cultura nos ha transmitido la idea de que “felicidad” es sinónimo de poseer cosas. Algo así solo nos lleva a una angustiante realidad emocional: la eterna idea de que nos falta “algo”. De este modo, orientamos nuestra existencia a esa búsqueda constante por tener y acumular determinadas cosas con la esperanza de sentirnos plenos. Desarrollamos vínculos obsesivos con objetos, ideales y personas pensando que de ese modo, daremos sentido a nuestra existencia.

El vivir con apegos emocionales es como ir directamente a un barranco esperando no caer sintiendo pánico, ansiedad y mucho miedo, pues cuando existe un apego emocional idealizas a la otra persona como tú quieres que sea sin ver sus defectos y sobreestimas sus virtudes.

Como decía sientes mucho miedo de perderla o incluso pánico y ansiedad al pensar que posiblemente te abandonen, por lo cual comienzas a ser una persona posesiva, celosa existiendo una gran inseguridad en ti.

El temor, la ansiedad va aumentando por el miedo terrible a la soledad y con ese miedo te aferras más y más a tu pareja.

Resulta que yo idealizaba mucho a mi ex pareja quería que fuera diferente y pude sentir como me aferraba a él pensando que llegaría el momento en que fuera como yo quisiera, sentía ansiedad y me frustraba cuando no veía cambios. Me esforzaba por agradarle, hasta que un día me vi en el espejo y ya no me reconocía. Es la parte más dolorosa de mi vida. Solo así decidí que no era ahí.

Una de las características de las personas que son apegadas tienen baja autoestima y por consecuencia personas inseguras. Con la necesidad de agradar y satisfacer a los demás, incapaces de tomar decisiones, perdiéndose a sí mismas como me pasó a mi.

¿Cuáles son las consecuencias?

A parte de perderte a ti misma tus relaciones empiezan a ser inestables.

Recuerdo como mis relaciones eran de terminar y regresar siendo así que la relación ya no era la misma me empecé a estancar.

Empezaba a ceder en todo, recuerdo muy bien cuando el me decía que ya estábamos bien por que no peleábamos pero realmente era por que ya no opinaba prefería decirle a todo que si para no enojarnos, sintiéndome poco importante y poco valorada.

Por último el apego de aleja de la gente que quieres por estar todo el tiempo con esa pareja qué tal vez te pida un respiro pero por la falta de comunicación o también el mismo apego prefiere no decírtelo .

Tu vida entera gira en torno a la relación, por eso, cuando se rompe te sientes completamente perdida. Te sientes abatida, incapaz de retomar tus rutinas y tu vida entera se paraliza.

Si tus relaciones no son saludables y esa dependencia emocional conduce a relaciones tóxicas lo primero que debes trabajar será la autoestima para que tengas relaciones saludables y más que nada te sientas plena con tu vida.

Cuéntame

¿Como ha sido tu experiencia con tus relaciones?

¿Crees que tienes apegos en tu vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s