¿Alguna vez escuchaste sobre un homicidio por culpa de los celos?

Paola era una mujer que se casó con su novio al que solía someter a un detector de mentiras cuando llegaba a casa. Y es que la mujer sufría del síndrome de Otelo y ¿que es ese síndrome?

Es  un trastorno provocado por celos desmesurados.

Cuando hablamos de celos de pareja se nos puede venir a la cabeza que casi siempre pasamos por este tipo de casos un novio celoso o una novia celosa pero en realidad es algo mucho más que celotipia este trastorno es la creencia de que la pareja de la persona que sufre de este síndrome le está siendo infiel, a pesar de que no haya ningún tipo de evidencia y donde se experimentan fuertes pensamientos obsesivos. Las personas con estos delirios pueden llegar a perseguir a sus parejas, interrogarlos e incluso se han reportado casos de demencia. Claramente este delirio va más allá de los celos.

Este tipo de personas están obsesionadas con la idea de que su pareja le es infiel y existe un comportamiento en el cual buscan y buscan pruebas pero no encuentran algo que lo demuestre y si la persona se encuentra mirando el celular puede hasta mostrar violencia de parte de la persona que tiene el trastorno.

Algunas veces entran en desesperación y pueden llegar al extremo de matar a su pareja. Pero cuando se llega al extremo del homicidio es que existe otro tipo de personalidad patológica de base como la paranoia o un delirio celotípico. Cuando hay un delirio es una idea irreversible con una serie de respuestas a esas ideas que son realmente graves.

Los sujetos celotípicos pueden ser son influenciables por las opiniones de otras personas o medios de comunicación.

La manera de tratar el síndrome de Otelo es buscar las causas que lo provocan. La psicoterapia es fundamental y en los casos extremos se recomienda medicación.

Se consideran síntomas de un trastorno psiquiátrico solo cuando dominan al sujeto e interfieren notoriamente en su vida de relación y en el resto de sus ocupaciones.

Podemos clasificar a los celos como:

💫Reacción emocional normal: es transitoria, no condiciona la vida de la persona ni de los demás.

💫Reacción emocional desmedida: afecta sobre todo las relaciones amorosas.

Es más frecuente en mujeres con diferentes grados de dependencia, aunque en los hombres también pueden tener casos en bases psicológicas y culturales.

Pueden o no haber existido situaciones previas de infidelidad (ya sea personales, familiares o de amistades cercanas). Son controladoras y pretenden que el otro les despeje infinidad de dudas que nunca llegan a ser aclaradas.

Si conoces a alguien así puedes compartir este artículo 

¿Alguna vez habías escuchado este síndrome?

¿Crees que algún conocido lo tenga? ¿Por qué?

Cuéntame ¿tuviste algún novio con algún trastorno de celos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s