¿Te has preguntado si tienes oniomania?

¿Cuantas veces has comprado casi todos los productos del catálogo de la vecina?

Y después sientes remordimiento por que ese dinero estaba predispuesto para otra situación o si nos vamos a un caso extremo fuiste a la plaza comercial y te compraste mucha ropa con la tarjeta de crédito la cual ya la tienes sobregirada pagando el mínimo.¡Que estres!

¿Sabías que existe un trastorno llamado oniomanía? Este trastorno puede darse como una respuesta ante tus emociones como puede ser frecuente en personas que padecen trastornos del estado de ánimo. Esta psicopatología suele estar asociada con trastornos depresivos y baja autoestima, aunque la compra compulsiva puede estar presente en otras enfermedades mentales como el trastorno bipolar o el trastorno límite de la personalidad o en algunos casos aburrimiento y venganza pero este tipo de casos se da más en algunas fechas especiales.

Si en algún momento te has sentido con un deseo incontrolable de comprar algo que empiezas a sentir en tu cuerpo taquicardia, ansiedad y luego te compras algo que ni necesitabas pero al tenerlo llega una sensación de euforia, y posteriormente de culpa hasta caer en depresión porque no hay recursos para pagar, podría ser un comprador compulsivo y sufrir de oniomanía.

Este trastorno puede darse por muchas razones,tanto no te agrada la vida que tienes y quieres aparentar algo que no eres y quieres lograr que la gente te envidie para llamar la atención. 

En algunas investigaciones se ha llegado a ver qué es mayor el porcentaje en mujeres por qué existen estados de ánimo más cambiantes que en los hombres adicional hay más variedad en el mercado ropa y zapatos accesorios que combinen.

A la fecha, los manuales psiquiátricos no incluyen la compra compulsiva como una enfermedad; sin embargo, es muy parecida neurobiológicamente al juego compulsivo o ludopatía (incapacidad de abstenerse y detenerse en el juego), que sí está incluido en conductas adictivas.

Existen alteraciones cognitivas en el individuo que perjudican su toma de decisiones. Esta función se encuentra en la porción prefrontal del cerebro, en donde se incluyen neurotransmisores como la dopamina y la serotonina. En el caso de los afectados, las sustancias no trabajan eficientemente.

Los compradores compulsivos (shopaholics)pueden poner en peligro su trabajo o familia para satisfacer su ansia de comprar sin parar. La compra compulsiva comparte algunos rasgos con las conductas adictivas.

Contrariamente, es posible que surja porque la persona no se siente capaz de afrontar agún aspecto de su realidad, o bien no sabe hacer frente a los problemas personales que le abruman, por lo que busca solucionar sus carencias mediante compras desmesuradas. En este caso, la conducta compulsiva se debería a una especie de vía de escape emocional.

Las 4 fases de la compra compulsiva

Observamos las fases que rigen toda compra compulsiva:

💫Anticipación

Surgen pensamientos, impulsos y preocupaciones en relación a un producto en concreto o sobre el hábito de comprar

💫Preparación

Se empiezan a tomar decisiones sobre dónde se comprará el producto, cómo se realizará el pago (normalmente se utilizan tarjetas bancarias).

💫Compra

Lo viven como una experiencia francamente excitante y placentera. Para las personas con oniomanía en el momento de realizar la compra es un momento esperado y que les hace sentir bien.

💫Gasto y decepción

Una vez realizada la compra y gastado el dinero surge una sensación de desilusión con uno mismo junto con sentimientos de culpabilidad, ira, rencor y el firme propósito de no repetir la conducta.

¿Por qué se compra compulsivamente?

Existe un sentimiento real de soledad o vacío personal. La persona al realizar la conducta está convencida que podrá llenar ese hueco interno, sin embargo, lo que sucede posteriormente a la compra compulsiva es que el vacío cada vez se hace más grande, entrando en un bucle del que es difícil salir.

La sensación experimentada cuando se adquiere un nuevo producto. Las emociones positivas que tienen lugar durante la compra pueden incentivar que la conducta se repita.

En tiempo de rebajas, el miedo a perder una buena oferta influye directamente sobre el comportamiento, incentivando al comprador a comprar lo antes posible.

El trastorno en sí mismo conduce a realizar estas compras. Se pierde el control y sólo se persigue satisfacer lo que se experimenta como una necesidad vital.

¿Y después de la compra… qué?

El comprador compulsivo experimenta, una vez llevada a cabo la acción de comprar, fuertes sentimientos de culpa y ansiedad que incluso pueden llegar a desencadenar en cuadros depresivos como respuesta a la conducta y a los gastos desmesurados.

Uno de los tratamientos que se utiliza en la mayoría de los trastornos de acuerdo a la persona en lo que le funcione puede ser terapia Cognitivo-Conductual esta terapia empieza por expresar la necesidad de introducir un cambio en la vida de quien padece la obsesión por las compras,es muy importante descubrir como se concibe la propia persona a sí misma y de qué forma intenta satisfacer sus necesidades, así como analizar qué tipo de ideas rigen su personalidad para empezar a modificarlas. En el tratamiento psicológico desde el modelo cognitivo-conductual también se entrena a las personas con oniomanía a gestionar sus estados de ansiedad, tanto a la hora de reconocer esta emoción como en lo relativo a modular su influencia sobre el cuerpo, evitando que se exprese mediante comportamientos dañinos como la compra compulsiva.

Se han observado grandes resultados mediante terapias grupales, donde se comparte la propia experiencia con sujetos que presentan el mismo problema.

Actualmente, el tratamiento con fármacos (ISRS) utilizado para tratar el trastorno obsesivo-compulsivo ha resultado ser el más eficaz, ya que la premeditación asociada al acto de comprar podría responder al de una obsesión y su conducta física se asemeja a la de un ritual compulsivo. La única diferencia entre un comprador compulsivo y alguien que padece un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se encuentra en que en estos últimos la conducta es totalmente involuntaria desde el inicio.

5 consejos finales para estar prevenidos ante esta obsesión

💫Evitar las compras de última hora

💫Ir a comprar en transporte público

💫Anotar en una lista lo que vas a necesitar

💫Evitar comprar en momentos de euforia o desánimo

💫Elaborar un presupuesto semanal

¿Te ha pasado que solo iba a comprar lo necesario y terminas comprando más de que necesitabas?

Si pasas por esta situación cuéntanos tu experiencia 

Comparte si crees que alguien cercano tiene este trastorno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s