¿Que estoy haciendo?

Una mujer que siempre le sonreía a los demás para caer bien y así no se pasarán de mala onda con ella y al final resultó que casi siempre le iba mal con la gente que la atendía, no se si sea suerte o no.Yo estoy consiente de que no eres monedita de oro para caerle bien a todos pero ella trataba de hacer su mejor esfuerzo y después de tantos intentos fallidos se preguntó algo muy serio y eso es lo que viene más adelante.

No todos los días son buenos pero tu puedes cambiar la perspectiva de cómo son esos días si te afecta demasiado o no y si es así que te tomas todo demasiado personal entonces …¿Que estás haciendo mal? ¿Te lo has preguntado?

Siempre buscamos la aprobación de los demás caerle bien a la gente y te olvidas de ti por completo por eso siempre te hacen sentir mal buscas que te quieran que te apapachen que te digan algún piropo para hacerte sentir bien y si no te lo dicen y te hacen algo que a ti te haga sentir mal como una mala cara que a lo mejor ni era para ti te vuelves sensible ante esa situación, entonces es el momento para decirte que lo estás haciendo mal y es agotador demasiado agotador ser perfecta y a la vez caerle bien a los demás apoco no te gustaria mandar todo a la chingada ser realmente honesta pero te da miedo quedarte sola pero si no te pones en stop y te das valor vas a tener resultado negativos.

En un principio funcionaba y conseguías tus objetivos: ser aprobada, alabada y querida. Hasta que te diste cuenta de que habías pasado por alto tus verdaderas necesidades y como no las manifestabas y nadie las conocía, esas personas a las que tú complacías, se volvían egoístas y a la vez envidiosas.

Te voy a hacer una pregunta ¿los demás o tu?

La gente se acostumbra a que digas todo que si desde tu familia hasta los que son hijos del vecino y sin mentirte ni siquiera estabas cómoda con la respuesta que les decías

Además, ¿cómo iban a saber esas personas lo que tú querías si de lo único que te preocupabas era de lo que querían ellas?

Estabas más pendiente de sus problemas que de los tuyos, que también están ahí y eso que no todas las personas saben ser manipuladoras.

Con el tiempo, te vas dando cuenta de que te estás traicionando a ti misma y de que es imposible complacer siempre a todo el mundo por suerte creces y te vas dando cuenta de que estás haciendo algo mal y es así como llegas a leer este post.

Esta señorita de la que hablamos al principio se exigía tanto en ser la persona más sociable con cualquier persona que conocía y unos le respondía n con la misma sonrisa pero la mayoría tuvo una respuesta contraria.

¿Y cómo iba a permitirse eso? Si se comporta de manera distinta no podrá agradar con la misma facilidad, por lo que puede aguantar un poquito más…

Al fin y al cabo tampoco es tan malo complacer a la gente…

Así tendrá amor incondicional de todo el que te rodea. Si continúa comportándose de esa manera, agradando y complaciendo, nunca le faltará el cariño de nadie.

¿ustedes que creen?

No, no lo creen. Ahora ella se sintió defraudada continuamente y que por mucho que intentó agradar siempre habrá alguien, siempre, para quien no sea suficiente.

Conozco esa sensación perfectamente. Conozco el sentimiento de frustración que se siente cuando, aunque es algo que no resuena contigo, haces cosas para agradar y encima no lo consigues.

Y aún peor, haces algo para agradar a los demás y lo consigues, pero te sientes tan mal que hubieras preferido sufrir de otra manera.

¿Dónde te lleva esto?

¿Quieres seguir así?

¿Cuánto crees que aguantarás a costa de tu propia felicidad?

Posiblemente el origen de todo esto sea desde que eras niña ya que algunas veces buscamos la aprobación de los demás con alguno de nuestros tutores y si no te la daban pasarás siempre buscando esa aprobación y afectara esa autoestima que no tienes y así, no llegas a saber qué quieres en la vida, ni qué te hace feliz a ti, porque estás demasiado ocupada en hacer “felices” a los demás.

Has desarrollado unos mecanismos de supervivencia para prevenir la sensación de abandono.

Te preocupa mucho ser rechazada y piensas, muy erróneamente, que si vas en contra de lo que quieren los demás estas personas no te aceptarán. Piensas que mostrarte como eres puede alejarte de mucha gente.

Tienes tal obsesión por ser aceptada que se ha convertido en algo que haces en piloto automático, sin darte cuenta.

También el hecho de no haber conseguido reforzar tu autoestima correctamente hace que te apoyes en lo que se llama heteroestima (percepción que tienes de lo que te aprecian los demás).

Así que cuantas más valoraciones positivas te lleguen, más crees que vales y en eso fundamentas un aparente amor propio.

Te apoyas en un sentimiento de falsa autoestima, de forma inconsciente, que repercute en todas las áreas de tu vida.

Estás para todo el mundo, antes que para ti misma. Quieres decir “no” pero eres incapaz, si eso implica hacer algo que la otra persona no espera de ti por ende pones por delante hacer favores a los demás antes que satisfacer tus propias necesidades.

Si te alaban te sientes alegre y feliz, pero si te desaprueban, te sientes triste y frustrada.

Quizá esto de pasar desapercibida no te preocupe siempre pero sabes que, a veces, lo haces con tal de evitar las críticas que podrían derivarse de comportarte con naturalidad, tal y como tú eres.

En otras ocasiones, haces ver tu originalidad si así piensas que vas a gustar más.

No te permites estar sin maquillaje en público. Para mostrarte ante los demás necesitas tener una imagen “adecuada” por si alguien pudiese ver realmente cómo eres.

Está genial arreglarse y querer tener buena imagen, pero si es una necesidad que te obsesiona, tienes un problema. Y sé muy bien de lo que hablo.

Las mujeres que no tienen la necesidad de aprobación constante no tienen inconveniente en mostrarse con la cara lavada y sin arreglar, con toda naturalidad.

Prefieres adecuarte a lo que piense esa persona antes que dejar clara tu posición y que dicha persona se pueda ofender.

Estas pueden ser algunas razones en el que vives agrandando a los demás. Ya sabes que es imposible agradar a todo el mundo, así que la ansiedad hace aparición a menudo para recordártelo.

Porque, aunque lo sabes, no soportas caerle mal a alguien, aunque a ti ese alguien ni lo conozcas.

Si tomas la decisión de dejar de complacer a medio mundo te sentirás de manera diferente encontrarás la seguridad y autoestima que te mereces ya que esa parte de ti hará que vibres alto y muchos querrán convivir contigo de un modo honesto.

Publicado por Diana Galicia Ramirez

Me encanta escribir mis emociones siento que es una de las mejores formas de desahogo y así darte cuenta al leerte sobre que estas haciendo mal o bien, pienso que todos necesitamos ser escuchados ya que a veces nos sentimos así por que no sabemos que dirección tomar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: