¿Qué dirección elegiré?

“Decidir es renunciar”

Primero que nada reflexionemos sobre esta frase…sabemos que las malas decisiones todos las tenemos en algún momento de la vida ya que es parte de nuestro tren de la vida.

De niño no te dejan tomar decisiones por obvias razones pero sabemos que en algunas cosas si puedes ser libre de decidir, es muy raro que algún padre le diga a su hijo que se vista como quiera que haga combinaciones con su ropa que se peine como quiera eso es tomar decisiones y crear su personalidad, pero lamentablemente no todos los padres lo hacen. La sociedad nos ha inculcado el no saber tomar una decisión, por ejemplo: en la escuela quieren que las cosas se hagan de una forma en lugar de dar oportunidad a decidir cómo hacerla a mi siempre me decían que ponerme y era ropa que casi ni me gustaba pero no sabia como decirle mi mamá como me sentía era complicado qué tal si se enojaba pues de niño no sabes como expresarte por miedo a que te regañen o te hagan alguna cara nada agradable y desde ahí empezamos a no decir lo que sentimos o no saber decidir y para variar no faltaba la tia o la vecina que te dijera lo bonita te ves “la aprobación de los demás.

Nuestra forma de vivir y la actitud que tenemos ante cualquier acontecimiento va dirigido por una acción, un pensamiento y una emoción.

Las emociones son las mas importantes y aunque algunas veces podemos controlarlas siguen dominando nuestra forma de pensar.

¿Como reaccionas después de una emoción de enojo? Recuerda que pasa cada vez que reaccionamos desde las emociones. Realmente si nos afecta demasiado.

Actuar con impulsividad.

La parte más importante es no perder el control a veces nos sentimos invencibles al creer que lo podemos todo iniciamos nuestro proyecto dando de más sin tener un plan de acción.

¿Está mal pensar que siempre saldremos ganadores de lo que sea que afrontemos? No, no está mal, está muy bien, sobre todo si ese es nuestro pensamiento desde el inicio. Pero, si estando en la carrera si nos damos cuenta de que no llevamos buen camino, bajarse del barco puede significar salir vivo del asunto.

La clave está en ese “darse cuenta”; este exceso de euforia no nos lo permite. Si al momento de tomar una decisión te das cuenta que no has evaluado los riesgos ¡Detente! Estas cegado por tus emociones.

Momento de ansiedad.

La ansiedad no permite tener un pensamiento claro como dijimos en un post anterior sobre la autoestima si crees que esa ansiedad es patológica no dudes en ir al psicólogo tratarte por que con el paso del tiempo esa ansiedad puede ser cada vez más grave o puede que no sea ansiedad y podría ser alguna otra enfermedad.

¡Ocúpate! Haz lo que tengas que hacer, pero un paso a la vez. Soy fiel creyente de la ley de la atracción recuerda que esta ley habla sobre lo que tu mente puede atraer y que mejor que sea algo positivo.

No puedo.

La negatividad en la mayoría de los casos viene de la gente que te rodea te paraliza hacen que no puedas tomar una decisión importante en tu vida y simplemente no haces nada.

Esta sociedad ha marcado algunas personas con este tema ya que también la familia influye sobre todo como hablaba al principio si el padre opina que no puedes tu también te veras reflejado en el.

La negatividad nos hace perder el tiempo y el esfuerzo, con ella nos trazamos metas bajas y menospreciamos nuestros logros; es como si nuestra propia sombra nos tapase el sol.

Reconoce tus habilidades y tus logros; mira alrededor y date cuenta de que hay mucha, pero mucha gente saliendo adelante si este es tu caso te aconsejaría que no comentes tus planes ya que muchas veces la negatividad va acompañada de la envidia hará que vibres bajo ante los que quieras lograr.

Toma tiempo para inspirarte y permítete divertirte y reírte. Ahuyenta a esa nube gris y vuelve con la mira en el objetivo.

“Fallaras en el 100% de las cosas que no intentes”… Recuérdalo

Enojo.

Este es uno de los componentes en los cuales tomas malas decisiones y un gravísimo error tomar una decisión cuando estas enojado ya que después terminas arrepintiéndote nos volvemos completamente ciegos ante el entorno y nos motiva a hacer las cosas por venganza, haciéndonos olvidar el motivo verdadero por el cual estamos en un lugar o en un camino. Recuerdan que les comenté sobre el error más grande que no pude remediar y si no lo recuerdan es un tatuaje que me hice yo no aprendí la lección actué por enojo y tristeza siendo así eso ya no tiene remedio pero bueno mejor DETENTE y piensa en las consecuencias.

Perdemos la concentración y la motivación real pero lo peor de todo es que deja el arrepentimiento.

Algunos errores ya no se pueden remediar otros si pero mi consejo sería que cuando reconozcas que estás enojado o enojada trata de calmarte, agradece por algo y siéntete en paz.

Miedo.

Esta es una de las emociones que te hacen perder muchas oportunidades por miedo a que las cosas no sean como antes “que obviamente no lo van a ser si quieres tomar una decisión” como la frase del principio, también miedo a ser juzgado al que dirán si fracasas, a lo que pueda pasar recuerda que el fracaso es una lección de vida y todos los días fracasamos tal vez no es un súper fracaso pero si pasa,a tomar las riendas de tus acciones diarias junto con sus consecuencias, a salir lastimado, a quedarte solo, a no poder con tanta responsabilidad y existen muchos mas miedos pero también una de las consecuencias de crecer con miedo es la sobreprotección el no dejar que te equivoques hace que no te atrevas a realizar las cosas.

Y para concluir estamos acostumbrados a tomar decisiones en base a lo que los demás hacen o piensan, a la moda, a lo que nos dicen nuestros amigos o en casa, pero nos olvidamos de crear y fortalecer un criterio propio, que bien puede ser parecido al de los demás, pero propio.

Una vez que te sabes merecedor de crear tu vida y de decidir lo que deseas que suceda en ella, entonces las decisiones diarias, (desde el sabor de helado que quieres, dónde comer, cómo vestirte, con quién estar) todas esas son decisiones desde que te levantas hasta que te acuestas piensa que es lo que quieres lograr pienso que todos los puntos anteriores te alejan a tomar decisiones pero ve poco a poco pensando en ti y así se van facilitando, pues dejas a un lado el miedo de lo que “pueda pasar”, o de “cómo te verás” ante los demás, y contacta con tu interior, con lo que realmente quieres.

Es un hecho que estamos constantemente buscando la aprobación de los demás, pues claro, todos queremos sentirnos aprobados y queridos, pero creo que antes de que los demás te quieran, primero has de quererte tú a tí mismo con tus decisiones que tomas y sentirte a gusto con ellas nadie más lo hará por ti.

Nos dice Fernando Macías si esa decisión no te mata si no te daña físicamente o emocionalmente si no dañas o perjudicas a alguien ¡hazlo! El dinero se recupera el corazón se restablece pero las vivencias se quedan aviéntate si creas algún negocio y funciona el dinero se recupera y si no vas a ganar experiencia. No pasa nada relájate y aviéntate a triunfar siempre ámate y hazte feliz.

GRACIAS POR COMPARTIR

Publicado por Diana Galicia Ramirez

Me encanta escribir mis emociones siento que es una de las mejores formas de desahogo y así darte cuenta al leerte sobre que estas haciendo mal o bien, pienso que todos necesitamos ser escuchados ya que a veces nos sentimos así por que no sabemos que dirección tomar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: