Por que me lo merezco

Desde pequeños nos dicen que merecemos y que no merecemos, nuestros padres o tutores nos demuestran amor o rechazo o también simplemente las experiencias de vida te lo enseñan.

Hoy le declaro la guerra al “No merezco” y proclamo un manifiesto al “Sí merezco”.

Les voy a contar una experiencia. Hace unos años tuve 2 parejas las cuales me engañaron varias veces, me sentí rechazada por los hombres y si sufrí demasiado me hice chiquita por la vida siempre pensaba que no merecía que me amaran y así era en mis relaciones me engañaban y me aferraba por que pensaba que solo esas personas me iban a amar a “medias“ y así pasaron 21 años al cumplir 23 conocí a una persona que se le notaba el amor que me tenia pero como ya estaba a la defensiva yo fui cometiendo muchos errores queriéndome adelantar por si me engañaba lastimándolo.
Ahora a lo que voy es que el merecimiento es una de las áreas que me he propuesto trabajar para mejorarme como persona, sobre todo porque cuando te sientes merecedora estás abierta a recibir todo lo que deseas y dar ese es el poder dar y recibir. Cuando te sientes pérdida y estancada, es necesario profundizar en ti e indagar qué está ocurriendo en tu interior, que te está impidiendo avanzar y hacer un cambio de vida.
Yo misma he tenido que hacer un viaje interior para darme cuenta que no me sentía merecedora, y que yo soy la responsable de todo lo que ocurre en mi vida. Tomar consciencia es el primer paso para revertirlo. Luego es necesario hacer acciones que te ayuden a hacer el cambio, así como trabajar el sentimiento de merecer. El merecimiento y la autoestima están directamente relacionados, porque cuando te sientes merecedora estás desarrollando una alta autoestima.Cuando dices, por ejemplo, “me lo merezco”, estás trayendo seguridad y certeza que lo que deseas es para ti. Además aumentas tu autoestima al traer sentimientos que te hacen estar enfocada en lo positivo y en lo que te hace bien, mejorándote como persona. Las personas con una autoestima sana se sienten merecedoras de todo lo bueno. Además no aceptan menos de lo que creen merecer; no se conforman con menos.
La sensación de no merecimiento destroza tu autoestima. Sentirse no merecedora destruye la propia imagen que tienes de ti misma y como te ven los demás.
Una persona con baja autoestima cree que no es merecedora del amor y la felicidad por no ser digna ni valorada, en lugar de sentir que sí lo mereces por ser quien eres.
La valoración que tienes de ti misma determina tu autoestima y tu merecimiento. El amor propio también se ve afectado cuando crees que otra persona merece el amor, pero tú no. El no sentirse digna de ser amada hace que nadie te quiera, al no sentir amor a ti misma.Las personas con una autoestima sana van donde está el amor. Abundancia y prosperidad El merecimiento, la abundancia y la prosperidad hacen que vibres más alto, porque te colocas en una posición en la que dices: “yo me merezco todo lo bueno”.Para poder aplicar la ley de la atracción y manifestar todo lo que deseas, es necesario trabajar tu merecimiento para sentirte abundante y prospera.Para atraer lo que deseas es necesario cultivar la sensación de sentirse merecedora, porque así estás permitiendo que todo lo bueno llegue a tu vida, al estar abierta para recibir todo lo que deseas. La certeza de merecimiento hace que atraigas más rápido lo que deseas.Debes sentirte merecedora, porque así te conviertes en eso que deseas atraer.Recibes lo que crees merecer. Aprende a recibir y cree que mereces todo lo bueno, así el universo te dará todo por ser tu derecho recibirlo.
Cuando te niegas a recibir estás cortando y bloqueando la energía de la abundancia. Además estás afectando a la otra persona, porque le estás negando su derecho a dar.
Hacer lo contrario hará que cambie tu visión del mundo, y seas consciente que vivimos en un mundo de prosperidad y que las posibilidades son infinitas. Tú eres el único que está poniendo límite entre tu sueño y tu realidad. Cómo trabajar el merecimiento Para sanar tu merecimiento y sentirte valorada, es necesario hacer un cambio interno respecto a cómo te ves a ti misma y al mundo que te rodea.Sentirse merecedora no pasa por la razón, sino que debes cultivar el sentimiento de merecimiento y que eres valiosa. No se trata de convencerte y repetirte todos los días que mereces algo si así no lo sientes, porque estarás proyectando confusión y contradicción.Para tener la certeza sobre por qué mereces algo, tu merecimiento debe estar en sintonía con lo que sientes. Si no sientes que mereces algo, a pesar que te repitas mentalmente que sí te lo mereces, entonces no llegará lo que deseas. O, en caso que sí suceda pero no te sientes merecedora de recibirlo, aquello se irá porque no eres capaz de sostenerlo.Es necesario hacer un cambio interno que te permita sentirte merecedora. Te quiero compartir otras técnicas que te ayudarán a trabajar tu merecimiento, para que así comiences a tener la consciencia que mereces todo y tanto como crees que mereces. Afirmaciones Las frases y afirmaciones para sanar y tener merecimiento, son una ayuda para reprogramar la mente y lo que crees que eres.No solo debes decirlas sino también sentirlas. El componente emocional es clave para hacer un cambio mental y para revertir tu diálogo interno.A continuación te comparto frases:
1. Soy digno y merecedor de todo lo bueno, no sólo de algo o de un poquito, sino de todo lo bueno.2. Merezco la vida, una buena vida.3. Merezco el amor, abundancia de amor.4. Merezco tener buena salud.5. Merezco vivir cómodamente y prosperar.6. Merezco la libertad de ser todo aquello que soy capaz de ser.7. En mi mente gozo de una libertad total. Conclusión Primero hay que sanar nuestro pasado perdonarnos por lastimarnos, las personas que creemos que nos lastimaron no tendríamos por que guardarles rencor más bien esa fue nuestra responsabilidad peemitir que eso pasara que crecimos con la negatividad y con la idea de que no merecíamos tenerlo todo de que no todo se puede tener en la vida y ¿quien dice que no? ¿Por que no? Esa es la pregunta que siempre debes de hacerte ¿por que dicen que no? Claro que se puede con valor con paciencia siempre lo digo esta es la vida y todo cuesta trabajo si no cualquiera lo tendría así que las cosas que cuestan se disfrutan más. Ahora cuéntame:

  • ¿Cuáles son tus claves para obtener el merecimiento?
  • ¿Por que sientes que no lo mereces?

¡Gracias por compartir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s